• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • (+34) 934 914 112
  • whatsapp icon(+34) 646 815 553

Barcelona inaugurará en el 2017 134 kilómetros de carriles bici

 

El Ayuntamiento apuesta por los pedales para reducir un 21% los desplazamientos en coche.

A la licenciada en Ciencias Ambientales Mercedes Vidal, también concejal de Movilidad y presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), no le dan miedo las arañas. Una leyenda urbana dice que cualquiera, como quien esté leyendo estas páginas, tiene una a menos de diez metros (a no ser que se encuentre en la Antártida, el único continente sin arácnidos). En el mundo hay más de 45.000 especies y miles y miles de millones de estos artrópodos (que no deben confundirse con los insectos).

Pero lo de los diez metros no es cierto. Inspirándose en esa idea, sin embargo, Barcelona se ha embarcado en un ambicioso proyecto para tejer una tela de araña y pasar de los 116 kilómetros de carriles bici del 2015 a los 308 que habrá en el 2018, con un incremento del 165%. La mayor parte de las actuaciones se realizarán en el 2017. Este año se harán 19 carriles bici, que sumarán 20,9 kilómetros. El que viene serán 31 y 134 nuevos kilómetros, lo que sextuplica la cifra del 2016.

Entre lo que ya se ha realizado, la concejal Vidal destaca el carril de la calle Numància. Y entre lo que se debe realizar muy pronto, la reubicación del conflictivo carril de la calle Pujades, sobre la acera y que circula paralelo a la valla del parque de la Ciutadella.

“No es funcional. Se diseñó mal y se producen constantes invasiones de peatones”, lamenta Mercedes Vidal, que sabe de qué habla porque durante años pedaleó por aquí para ir al trabajo. En diciembre comenzarán las obras para trasladar esta vía a la calzada, de forma segregada y segura.

Según el Plan de Movilidad Urbana 2013-2018, en la actualidad el 72% de la población de la capital catalana tiene una vía ciclista a menos de 300 metros de su casa o del trabajo. El proyecto prevé elevar esa cobertura al 95%. El plan también prevé que el 32% de la población tenga a 100 metros plazas para poder dejar aparcada su bici. Se trata de poblar las calles de elementos metálicos en forma de U invertida y de paso luchar contra prácticas prohibidas por las ordenanzas municipales y sancionables por la Guardia Urbana, pero muy extendidas, como atar las máquinas en árboles, papeleras y farolas.

El plan para 2018 prevé que el 95% de barceloneses tenga un carril bici a menos de 300 metros y una plaza para dejar la bici a menos de 100.

La ciudad tiene hoy un total de 25.107 plazas para bicis, una cifra insuficiente para los 145.000 desplazamientos a pedales que se realizan diariamente. El objetivo del gobierno municipal es llegar a las 30.000 en breve. Este año se han colocado 518 nuevas U invertidas, a las que hay que sumar los 150 aparcamientos habilitados en los edificios municipales.

Barcelona, ciudad amiga de los animales y de los veganos, no podía ser menos con las dos ruedas: el edificio municipal Novissim, en la plaza Sant Miquel, ostenta el sello de bike friendly building, o edificio amigo de las bicicletas.

No se trata sólo, sostiene el Ayuntamiento, de “fomentar el transporte seguro y sostenible, sino de cumplir la ley”. La legislación que ha suscrito la ciudad en materia de contaminación atmosférica implica que se debe reducir al menos un 21% los desplazamientos en vehículos privados. Vehículos de motor, se sobreentiende: la bici también es un vehículo. Y un objeto de deseo, como dice la canción Tranqui, tronqui, de Sergio Makaroff.

Los responsables del Plan de Movilidad Urbana sostienen que hay que “cambiar la percepción de la bicicleta sólo como un elemento de ocio o de deporte, y que usa una minoría que interfiere con el resto de los usuarios de la vía pública”. Para avanzar en la normalización se han hecho trabajos como los 1.300 metros del carril bidireccional de Numància, del que la concejal del área está muy orgullosa porque “es una calle principal y conecta la Diagonal con la plaza de los Països Catalans”. Los más de 100 días transcurridos desde la inauguración de este tramo, una de las joyas de la corona de esa red “coherente y segura” a que aspira la alcaldía, son un plazo de gracia más que suficiente para un análisis crítico.

La seguridad merece un notable, pero hay que solucionar problemas para llegar al sobresaliente. El carril, con pictogramas para alertar a los peatones de que es bidireccional, circula por el lado Besòs. Está separado de los coches por una doble línea continua y por una zona de aparcamiento para motos de la que habitualmente se apropian los conductores. Salvo tramos muy acotados, como la parada de taxis frente al hotel NH Sants, furgonetas y coches no deberían estacionar aquí.

“Tenemos un problema de indisciplina viaria en la calle Numància”, reconoce Mercedes Vidal, aunque confía en que la solución llegue con el tiempo. “Los aparcamientos para motos son tan recientes que aún necesitan ser conocidos. Cuando los motociclistas colonicen esta zona, será muy difícil que se repita esta situación”. A lo largo del recorrido, a la altura de los números 4 y 20, hay contenedores de basuras junto a la vía ciclista, a pesar de que el propio Manual de diseño de carriles bici de Barcelona lo desaconseja. El documento, elaborado por el Ayuntamiento este año, recomienda que los contenedores se coloquen siempre que se pueda en las aceras del otro lado. Este problema se da en muchos carriles (los de las calles Londres, Urgell, Mallorca...), pero el de Numància llama la atención porque se hizo con el manual ya en vigor. La concejal de Movilidad admite que hay que avanzar “en cantidad y calidad”. Y ella, que inicialmente no veía muy clara la metáfora de las arañas, supera sus reticencias cuando explica los proyectos más inmediatos y las últimas adjudicaciones. La vía que unirá la Diagonal con Esplugues de Llobregat, la conexión del paseo de la Zona Franca con la calle A, los 14 nuevos carriles bici de Horta-Guinardó, Sant Andreu, Sant Martí, Les Corts, Sants-Montjuïc... “Quizá sí, quizá sí se pueda describir como una tela de...”.
El sector de la bicicleta mueve 1.235 millones de euros al año en Catalunya.

El último informe sobre su impacto económico sostiene que el sector de la bicicleta mueve 1.235 millones de euros al año en Catalunya, al margen de las inversiones en infraestructuras. Así lo avala la Mesa de la Bicicleta, un grupo formado en junio del 2007 por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, entre otras asociaciones e instituciones públicas y privadas. El organismo, que se reúne cada dos meses en el Departament de Sostenibilitat i Territori, afirma que la venta de bicis y componentes da trabajo a 2.100 personas, con un volumen de negocio de 580 millones al año. Las pernoctaciones y el turismo asociado al ciclismo superan los 615 millones. A esta cifra hay que sumar 40 millones por el impacto de acontecimientos como el Ironman de Calella y por la actividad de clubs, escuelas y federaciones de ciclismo.

 

Fuente: lavanguardia.com

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web.

Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, visite política de privacidad. Saber más

Acepto

POLÍTICA DE COOKIES

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de 'cookies' y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su navegador. En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

¿Qué es una 'cookie'?

Una 'cookie' es un pequeño fragmento de texto que los sitios web envían al navegador y que se almacenan en el terminal del usuario, el cual puede ser un ordenador personal, un teléfono móvil, una tableta, etc. Estos archivos permiten que el sitio web recuerde información sobre su visita, como el idioma y las opciones preferidas, lo que puede facilitar su próxima visita y hacer que el sitio resulte más útil al personalizar su contenido. Las 'cookies' desempeñan un papel muy importante, al mejorar la experiencia del uso de la web.

¿Cómo se utilizan las 'cookies'?

Al navegar por este portal web el usuario está aceptando que se puedan instalar 'cookies' en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información:
Información estadística del uso de la web.
El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web.
El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles.
Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios.
Información sobre los anuncios que se muestran al usuario.
Información de las encuestas en las que ha participado el usuario.
Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.
Tipos de 'cookies' utilizadas

Esta web utiliza tanto 'cookies' temporales de sesión como 'cookies' permanentes. Las 'cookies' de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las 'cookies' permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.

Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las 'cookies', el web puede utilizar:

'Cookies' técnicas
Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.

'Cookies' de personalización
Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en su terminal o que el propio usuario defina. Por ejemplo, el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, el diseño de contenidos seleccionado, geolocalización del terminal y la configuración regional desde donde se accede al servicio.

'Cookies' publicitarias
Son aquéllas que permiten la gestión eficaz de los espacios publicitarios que se han incluido en la página web o aplicación desde la que se presta el servicio. Permiten adecuar el contenido de la publicidad para que esta sea relevante para el usuario y para evitar mostrar anuncios que el usuario ya haya visto.

'Cookies' de análisis estadístico
Son aquéllas que permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en los sitios web. La información recogida mediante este tipo de 'cookies' se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, con el fin de introducir mejoras en el servicio en función de los datos de uso que hacen los usuarios.

'Cookies' de terceros
En algunas páginas web se pueden instalar 'cookies' de terceros que permiten gestionar y mejorar los servicios ofrecidos. Como por ejemplo, servicios estadísticos de Google Analytics y Comscore.