• Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.
  • (+34) 934 914 112
  • whatsapp icon(+34) 646 815 553

Cuenta atrás para aprobar el plan de alojamientos turísticos

 

El equipo de Ada Colau ultima un acuerdo con CiU, C’s y ERC para llevarlo al pleno de enero.

La cuesta de enero se le va hacer especialmente dura al equipo de gobierno de la alcaldesa Ada Colau. El calendario avanza y sobre la mesa se empiezan a acumular proyectos urbanísticos pendientes desde hace mucho tiempo (la ampliación del centro comercial la Maquinista, la reordenación de la zona del Barça, la transformación de la Modelo...) e infraestructuras, como el tranvía, que con urgencia han de empezar a desencallar. El Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat) es una de las iniciativas del gobierno de  que corre más prisa, tanta que debería aprobarse en el próximo pleno municipal, previsto para el día 27 de este mes. El ejecutivo local está avanzando en las negociaciones con CiU, C’s y ERC para intentar sacarlo adelante cuanto antes. ¿La razón de tantas prisas? Si bien la prórroga en la concesión de hoteles y otros establecimientos no expira hasta el 1 de julio, antes, en marzo, vence otra suspensión de licencias, la del plan de usos de Gràcia, que también afecta a los alojamientos turísticos. En abril, ocurrirá lo mismo con el Poble Sec.

La tarea de aprobar el Peuat no va a resultar más fácil que el fallido acuerdo por los presupuestos. A la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, se le ha encomendado la labor de pactar un plan que, por un lado, no defraude a las bases de BComú ni a los vecinos críticos con el turismo, pero que, a la vez, sea aceptable por los grupos que reclaman una regulación más suave y flexible con la actividad económica.

Las negociaciones, en las que se ha abierto un paréntesis navideño, deberán acelerarse cuando se reinicie el curso político. Janet Sanz explica “que hay margen de maniobra y que, si no se aprueba en enero, el Peaut podría llevarse al pleno de febrero”. Con todo, apunta que lo deseable es tener margen de maniobra y cerrarlo a lo largo de este mes.
Los grupos municipales, que saben de las urgencias del gobierno para evitar que en Gràcia se levante la veda a la implantación de más establecimientos hoteleros, se lo toman con más calma. Dicen que, un a vez presentadas sus alegaciones, la pelota está en el tejado de BComú, sobre todo porque los comunes no cuentan ni tan siquiera con el voto garantizado de su socio de gobierno, el PSC, que difiere del modelo turístico que quiere imponer la formación de la alcaldesa Colau.

“El nuevo documento, en lugar de prohibir una actividad, debe proyectar en términos de ciudad dónde es adecuado y dónde no implantar un establecimiento turístico”, afirma el concejal socialista Daniel Mòdol. El PSC considera imprescindible evitar ciertas restricciones impuestas en el primer documento, como la que impide que en grandes avenidas no se pueda implantar un hotel si en las proximidades ya existe otro. “Si por cuestiones de desarrollo urbano es una buena idea generar actividad económica en ese entorno no se debería prohibir”, señala Mòdol, que pone como ejemplo la calle Pere IV o el edificio Estel (antigua Telefónica) de la avenida Roma.

De la misma opinión es Javier Mulleras (PP), quien sostiene que hay que dejar más libertad en las zonas que no tienen problemas con el turismo. “Se debe actuar en los barrios donde realmente provoca molestias y no intervenir en el resto de la ciudad”, dice Mulleras. El convergente Jordi Martí, que está negociando el Peuat con el equipo de gobierno, defiende asimismo este criterio y que también los edificios catalogados como B (bien de interés local) puedan transformarse en hoteles. Esta sería una de las cuestiones que podría prosperar, siempre y cuando la medida se aplicara a fincas que no están ubicadas en zonas ya saturadas de alojamientos turísticos.

Uno de los puntos que cuenta con mayor consenso es, precisamente, el de delimitar zonas de saturación con restricción completa de nuevas aperturas. Sobre qué territorio debería quedar afectado por esta prohibición ya hay más discrepancias. Koldo Blanco (Ciutadans) admite que, en aras del consenso, su formación podría aceptar estas zonas de saturación, pero siempre que se revisara la situación de algunos barrios o distritos, como es el caso del Eixample. De la misma opinión es Jordi Martí , quien explica que esta opción debería limitarse a Ciutat Vella y a algunos núcleos históricos. “En el resto de la ciudad, sería preferible buscar de manera dialogada un crecimiento sostenido”, añade el concejal convergente, quien reclama que el plan incluya una cláusula de revisión cada dos años. Esta propuesta no desagrada a la teniente de alcalde Sanz, ya que de esta manera se podrían ir corrigiendo dinámicas en un actividad económica cambiante.

Otro de los puntos que propicia acuerdo es el de la lucha contra la actividad ilegal. Jordi Coronas (ERC) pide un plan de choque, dotado económicamente, contra los alojamientos al margen de la normativa, un plan que fomente las inspecciones y las sanciones económicas. Janet Sanz recuerda que se ha solicitado a la Generalitat que devuelva las competencias sobre los pisos turísticos para luchar de modo más eficiente contra los que actúan fuera del circuito reglado.

La teniente de alcalde comenta que está negociando con la oposición la aplicación de criterios que garanticen un crecimiento sostenido de la actividad turística” y que no ve con malos ojos que en determinadas avenidas pueda instalarse más de un hotel. Asegura que el acuerdo es posible, aunque reconoce que persisten discrepancias insalvables hasta la fecha, como la situación que envuelve a los establecimientos hoteleros que se vieron afectados por la moratoria. Algunos grupos como CiU y PP reclaman que aquellos que disponían de otras autorizaciones pero carecían del certificado urbanístico previo puedan continuar con el proyecto. Pero Janet Sanz se muestra contundente. Señala que después de decretarse la moratoria los promotores presentaron una veintena de nuevos proyectos por si en algún momento se levantaba la veda. “No podemos discriminar proyecto por proyecto, como nos piden algunos grupos”.

ERC, al igual que la CUP, es favorable al decrecimiento turístico, es decir, a ofrecer incentivos para reducir plazas hoteleras en las zonas más congestionadas turísticamente de la ciudad. Está por ver si, finalmente, el Peuat incorpora esta medida que no es del agrado de CiU, C’s y PP, pero que reclaman muchas entidades vecinales de la ciudad.

Negociaciones para Drassanes

El Ayuntamiento y los promotores del hotel Praktik de Drassanes están negociando para desencallar el proyecto de construcción de un nuevo establecimiento. Las conversaciones discurren ajenas a la demanda que los hoteleros interpusieron contra el Consistorio por daños y perjuicios al no concederle la licencia de obras a pesar de tener derecho a ella. El proyecto tiene todos los permisos en regla. Janet Sanz dice que se están reuniendo con la “gente que coordina a los promotores para buscar una solución”. Con todo, advierte que el Ayuntamiento ha recurrido el informe de la Generalitat que desestimaba la petición de protección del entorno. Otro de los proyectos que tampoco tiene todavía licencia es el de la torre Agbar. Sanz anunció ya hace más de un mes que se la concedería porque se ajusta a la norma, pero aún no se la han otorgado.

Fuente: lavanguardia.com

Aquest web utilitza galetes pròpies i de tercers per optimitzar i adaptar-se a la vostra navegació i preferencies.

Per saber més sobre les cookies que utilitzem i com eliminar-les, visiti Política de cookies

Accepto

POLÍTICA DE COOKIES

Aquest web utilitza 'cookies' pròpies i de tercers per oferir-li una millor experiència i servei. En navegar o utilitzar els nostres serveis l'usuari accepta l'ús que fem de les 'cookies'. No obstant això, l'usuari té l'opció d'impedir la generació de 'cookies' i l'eliminació de les mateixes mitjançant la selecció de la corresponent opció en el seu navegador. En cas de bloquejar l'ús de 'cookies' en el seu navegador és possible que alguns serveis o funcionalitats de la pàgina web no estiguin disponibles.

Què és una 'cookie'?

Una 'cookie' és un petit fragment de text que els llocs web envien al navegador i que s'emmagatzemen en el terminal de l'usuari, el qual pot ser un ordinador personal, un telèfon mòbil, una tableta, etc. Aquests arxius permeten que el lloc web recordi informació sobre la seva visita, com l'idioma i les opcions preferides, la qual cosa pot facilitar la seva propera visita i fer que el lloc resulti més útil en personalitzar el seu contingut. Les 'cookies' exerceixen un paper molt important, en millorar l'experiència de l'ús de la web.

Com s'utilitzen les 'cookies'?

En navegar per aquest portal web l'usuari està acceptant que es puguin instal·lar 'cookies' en la seva terminal i que ens permeten conèixer la següent informació:
Informació estadística de l'ús de la web.
El 'login' de l'usuari per mantenir la sessió activa a la web.
El format de la web preferent en l'accés des de dispositius mòbils.
Les últimes cerques realitzades en els serveis de la web i dades de personalització d'aquests serveis.
Informació sobre els anuncis que es mostren a l'usuari.
Informació de les enquestes en les quals ha participat l'usuari.
Dades de la connexió amb les xarxes socials per als usuaris que accedeixen amb el seu usuari de Facebook o Twitter.

Tipus de 'cookies' utilitzades

Aquesta web utilitza tant 'cookies' temporals de sessió com 'cookies' permanents. Les 'cookies' de sessió emmagatzemen dades únicament mentre l'usuari accedeix a la web i les 'cookies' permanents emmagatzemen les dades en el terminal perquè siguin accedits i utilitzats en més d'una sessió.

Segons la finalitat per la qual es tractin les dades obtingudes a través de les 'cookies', el web pot utilitzar:

'Cookies' tècniques

Són aquelles que permeten a l'usuari la navegació a través de la pàgina web o aplicació i la utilització de les diferents opcions o serveis que en ella existeixen. Per exemple, controlar el tràfic i la comunicació de dades, identificar la sessió, accedir a les parts web d'accés restringit, recordar els elements que integren una comanda, realitzar la sol·licitud d'inscripció o participació en un esdeveniment, utilitzar elements de seguretat durant la navegació i emmagatzemar continguts per a la difusió de videos o so.

'Cookies' de personalització

Són aquelles que permeten a l'usuari accedir al servei amb algunes característiques de caràcter general predefinides en la seva terminal o que el propi usuari defineixi. Per exemple, l'idioma, el tipus de navegador a través del com accedeix al servei, el disseny de continguts seleccionat, geolocalización del terminal i la configuració regional des d'on s'accedeix al servei.

'Cookies' publicitàries

Són aquelles que permeten la gestió eficaç dels espais publicitaris que s'han inclòs a la pàgina web o aplicació des de la qual es presta el servei. Permeten adequar el contingut de la publicitat perquè aquesta sigui rellevant per a l'usuari i per evitar mostrar anuncis que l'usuari ja hagi vist.

'Cookies' d'anàlisi estadística

Són aquelles que permeten realitzar el seguiment i anàlisi del comportament dels usuaris en els llocs web. La informació recollida mitjançant aquest tipus de 'cookies' s'utilitza en el mesurament de l'activitat dels llocs web, aplicació o plataforma i per a l'elaboració de perfils de navegació dels usuaris d'aquests llocs, amb la finalitat d'introduir millores en el servei en funció de les dades d'ús que fan els usuaris.

'Cookies' de tercers

En algunes pàgines web es poden instal·lar 'cookies' de tercers que permeten gestionar i millorar els serveis oferts. Com per exemple, serveis estadístics de Google Analytics i Comscore.